Skip links

Si tengo un negocio de cara al público, ¿es obligatorio llevar mascarilla y pantalla protectora?

La duda asalta al pequeño comercio: ¿Cómo plantea su vuelta a la ‘nueva normalidad’ tras el proceso de desescalada que le permite abrir al público?

Con el paso de los días, los temores de autónomos y pequeñas pymes sobre cómo gestionar las aperturas y las medidas de seguridad sanitarias que debían tomar, parece ahora que ya no lo son tanto.

Muchos profesionales y locales se han visto obligados a adaptarse a la nueva situación instalando mamparas en las cajas, comprando equipos de protección individual (epis), mascarillas y geles desinfectantes para los trabajadores y clientes.

Nuevos accesorios higiénicos en todos los locales

El comercio, la restauración y la hostelería son conscientes de que sus negocios no son lo mismo tras el paso del coronavirus. Además de llevar mascarilla y guantes, deben colocar distribuidores de geles hidroalcohólicos en la entrada del establecimiento, aunque el jabón de manos es igual de efectivo.

También se han visto obligados a modificar la cartelería. Es necesario en los negocios de cara al público que se disponga de carteles por todo el local que expliquen claramente las medidas de protección: distancia entre clientes, circuitos de compra, medidas generales de prevención…

Obligatoriedad de las mascarillas

Las mascarillas han pasado de ser opcionales a obligatorias. Quien tenga un negocio, el uso de mascarillas para todos los trabajadores es un requerimiento que estará vigente por mucho más tiempo, aún cuando ya se haya reactivado la actividad comercial.

De hecho, muchos ya optan por las mascarillas personalizadas, un buen recurso para que la empresa se convierta en un ejemplo de compromiso y responsabilidad con la sociedad.

Uno de los recursos que permite a los establecimientos crear una barrera de protección en los mostradores de manera eficiente y sin alterar la estética del lugar son las mamparas de metacrilato.

Se trata de pantallas fabricadas con plexiglás completamente transparentes, ligeras y fáciles de instalar que permiten que los trabajadores puedan seguir ofreciendo una óptima atención al cliente de una forma más segura para todos. Disminuye las probabilidades de contagio.

Evitar aglomeraciones

Como también deben estar concienciados pymes y autónomos de mantener la distancia recomendada entre clientes, lavarse las manos con frecuencia y evitar la aglomeración de muchas personas en el interior del local.

La única opción es incluir todos estos nuevos hábitos y accesorios como parte de la cotidianidad.

No obstante, las medidas de seguridad en los locales no son suficientes. Si uno de los empleados está contagiado, todos los elementos de protección pierden su valor.

Por ello, además de la obligación de que los trabajadores lleven uniforme, también es aconsejable que no se les permita usar el móvil, ni salir a fumar. Entre otras recomendaciones.

La Comunitat Valenciana entra en la Fase 2 de desescalada el 1 de junio. ¿Qué significa para los negocios de cara al público?

Podrán reabrir los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, salvo las discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no superen el 40% de su aforo.

El consumo dentro del local únicamente podrá realizarse sentado en mesa o reagrupaciones de mesas y, preferentemente, mediante reserva previa. No se admitirá el autoservicio en barra por parte del cliente.

Para conocer más acerca de las mascarillas y equipos de protección de Protegetem ponte en contacto en el siguiente formulario.

Leave a comment

Abrir chat